19 de octubre – Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Mama

19 octubre, 2018
Pink-Icons-Breast-Cancer-Awareness-Poster.png

Cada año se producen casi un millón y medio de nuevos casos y más de 450 mil muertes en el mundo, haciendo de este tipo, el cáncer más frecuente en las mujeres, principalmente entre los 45 y los 70 años de edad.

Es por eso que cada año, la campaña contribuye a aumentar la atención y el apoyo para fomentar la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.

¿Qué es?

El cáncer de mama es causado por la multiplicación anómala de células en el tejido mamario formando un tumor maligno.

Normalmente, las células crecen y se dividen para formar nuevas células, cuando este proceso se lleva a cabo de forma irregular las células se reproducen en exceso formando una masa de tejido, esto es lo que se llama tumor. Los tumores pueden alojarse en cualquier parte del tejido mamario.

¿Cuál es la causa?

Según la OMS, los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, por lo que la detección precoz sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad. Cuando se detecta precozmente, se establece un diagnóstico adecuado y se dispone de tratamiento y las posibilidades de curación son elevadas. En cambio, cuando se detecta tardíamente, es raro que se pueda ofrecer un tratamiento curativo. En tales casos son necesarios cuidados paliativos para mitigar el sufrimiento del paciente y sus familiares.

Asimismo, existen ciertos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecerlo:

  •  Sedentarismo
  • Tabaquismo
  • Sobrepeso
  • Consumo de alcohol en altas proporciones.
  • Antecedentes familiares (multiplican el riesgo por dos o tres).
  • Factores reproductivos asociados a una exposición prolongada a estrógenos endógenos, como por ejemplo:
    • Ser mayor de 50 años.
    • Tratamiento con radioterapia dirigida a la mama o el pecho.
    • Tratamiento con hormonas, como estrógeno y progesterona.
    • Menstruación a edad temprana.

Además, las usuarias de anticonceptivos orales y de tratamientos de sustitución hormonal tienen más riesgo que las mujeres que no usan esos productos.

Prevención

El control integral del cáncer abarca la prevención, la detección precoz, el diagnóstico y tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos.

  • Prevención primaria: consiste en reducir la exposición de las mujeres a los factores de riesgo.
  • Prevención secundaria: se basa en la detección precoz de la enfermedad ya que los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación.

Detección

La primera forma de detectarlo es a través de la mamografía. Con este estudio es posible detectar el cáncer de mama en su fase asintomática, cuando todavía la lesión no es palpable.

La segunda, comprende el momento en que la enfermedad presenta los síntomas y éstos pueden detectarse mediante un examen físico, cuando el nódulo es palpable.

Es  importante notar que cuando el cáncer está avanzado, pueden manifestarse modificaciones en la apariencia de la mama como la retracción del pezón, cambios en la textura y el color de la piel, prurito o lesiones descamativas.

La Autoexploración mamaria puede ser una buena forma de detectar el cáncer de mama en un estadio temprano, cuando puede tratarse con mejores resultados.

No todos los casos de cáncer pueden detectarse de esta forma, sin embargo, se ha observado que esta práctica empodera a las mujeres, que se responsabilizan así de su propia salud. En consecuencia, se recomienda la autoexploración para fomentar la toma de conciencia entre las mujeres en situación de riesgo.

Ante cualquier duda o sospecha de aparición de cáncer de mama,

consulte con su médico ginecólogo.

Fuentes:
Organización Mundial de la Salud.
Liga argentina de la Lucha contra el cáncer.
logo-burzaco2

Nos define un compromiso permanente con nuestros pacientes y la comunidad.
Día a día renovamos el espíritu de superación humana, profesional y científica que nos dio origen.

Abrir chat